Nuestra huerta ecológica

Decididos a recuperar especies que han perteneicido a nuestra gastronomia desde hace siglos, os presentamos nuestro proyecto de recuperación del Tupinambo o como ahora se le conoce, Alcachofa de Jerusalén.

Hemos buscado los mejores tubérculos y hemos plantado en una de las tierras más fértiles y famosas de la agricultura española, La Ribera de Navarra, sin otro particular que dar a conocer, expandir e introducir este fabuloso tubérculo en nuestra dieta cotidiana sabiendo de los magníficos valores nutricionales y saludables propiedades de este superalimento. 

Todo el proceso de plantado, cuidado y cosecha se hacen a mano, sin utilizar productos tóxicos y respetando el entorno; siendo una plantación 100% tradicional y ecológica.